Tratamiento con kelina para el vitíligo

¿Qué es la kelina?

La Kelina (o Kellina) es una furocromona (compuesto derivado de cromona y furano) que se extrae de la planta Ammi visnaga. La kelina se empezó a utilizar en el antiguo Egipto para tratar los cólicos renales ya que sus propiedades diuréticas ayudaban a mitigar los dolores de esta dolencia. Posteriormente, la medicina moderna ha continuado investigando las propiedades de esta sustancia.

Tratamiento para el vitíligo con kelina

El uso de la kelina como tratamiento para el vitíligo es bastante reciente y surgio como alternativa a la fotoquimioterapia con Psoraleno que puede tener efectos secundarios en tratamientos prolongados.

Una de las ventajas de la kelina sobre otras sustancias es que la kelina no es fototóxica, por tanto tiene una reacción menos agresiva al contacto con la luz solar o radiaciones UV que por ejemplo, el psoraleno.

¿En qué consiste el tratamiento con kelina?

La kelina se puede suministrar de manera tópica u oral, aunque dados los efectos secundarios que provoca (nauseas, dolor de cabeza y mareos), es mucho más común que el médico la recete en forma de cremas.

El tratamiento tópico con kelina consiste en aplicar una pequeña cantidad de crema sobre las manchas de vitíligo 30 minutos antes de exponer la zona a la luz solar. El tiempo de exposición a la luz solar es de unos 15 minutos y los médicos suelen recomendar que se repita este procedimiento una vez al día.

Según un estudio reciente, la piel absorve mucho mejor esta sustancia si se aplica fototerapia con radiación ultravioleta de onda media (UVB) a la zona tratada, ya que la kelina encuentra su punto máximo de absorción con una luz de logitud de onda de 298nm.

El tratamiento sistémico con kelina es muy similar al tópico, aunque el producto se suministra por vía oral unas 2 horas antes de exponer la zona tratada a UVA o la luz solar. En la actualidad este tratamiento se usa raramente ya que los efectos secundarios incluyen hipertensión, mareos, pérdida de apetito o hepatitis.

Artículos relacionados con Tratamiento con kelina para el vitíligo

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.